Rocas Transitarios - Tenerife - Canarias- España - Planeta Tierra

Como sobrevivir a las aduanas trabajando en la importacion

España, ese país en el que, para montar un negocio, la cantidad de facilidades y escollos es enorme. Ya que las ‘nuevas políticas’  están en constante choque con las viejas leyes que, oxidadas, hacen que nos golpeemos una y otra vez con ellas. El conjunto más importante de ellas, conformado por las Aduanas, es de lo que hablaremos hoy.

En España, si queremos montar un negocio relacionado con la importación tendremos que tener en cuenta ciertas cosas:

  • ¿Tenemos el proveedor adecuado? Para esto, el indicador base es que puedas hablar directamente con su director de ventas y que los precios sean FOB (Así podrás calcular todos los costes adicionales al precio, como coste unitario en el tránsito coste del Arancel aduanero (aduanas) costes adicionales por la realizacion de cambio de moneda y transferencia (si los hubiera), y el IVA, al que tanto amamos y odiamos al mismo tiempo.

Una vez tenemos todos estos datos nos vamos a la cámara de comercio (o gestor de confianza) más cercana y allí nos echarán un cable completísimo, en el que podremos dar de alta nuestra actividad, solicitar subvenciones si las hubiera y recibir todo nuestro calendario tributario. Fácil ¿No?

Pero se nos escapa algo ya que, todo el que ha estado alguna vez en el mundo empresarial sabe que siempre hay un detalle o dos, o tres, que nos harán tropezar y desviarnos un poco del camino ¿Cuál es en un negocio en el que traes material de otro país? Exacto Las Aduanas.

Las aduanas son como las aguas mansas en las que, al pisar dentro, puedes hundirte sin remedio.

Es bien sabido que, la implacable Agencia Tributaria, en su incansable búsqueda por controlar absolutamente todo lo que pasa en su terreno, puede llegar a ser peligrosa, y no es para menos con aduanas. Las Aduanas son como las aguas mansas en las que, al pisar dentro, puedes hundirte sin remedio en unas arenas movedizas, ya que no sólo va a depender de tu buena gestión o de la buena fe del proveedor, el gestor de aduanas es muy importante.

  • Puede que el proveedor cometa algún pequeño error que no ves en la factura y que, al revisarlo el inspector, te ponga un circuito rojo.
  • Puede que falte algo de información (aunque sea mínima) por lo que, al revisarlo el inspector te ponga un circuito naranja.

Y así una infinidad de casos en los que puede que, por errores que estaban fuera de tu alcance (y por ahorrarte sólo unos pocos euros), tu paquete o cargamento se quede unos días, o incluso algunas semanas parado.

Ahora bien ¿Cómo solucionamos este pedazo de engorro? El mercado relacionado con la logística está muy extendido pero ¿Sabe todo quisqui como tejer el hilo para que no falle en ningún punto?

Un buen gestor de aduanas es la clave ya que, por más o menos los mismos precios (El mercado está muy equilibrado), puedes conseguir una variedad de gestores inconmesurable pero, en casos como el de Rocas Transitarios, cuentas con profesionales Transitarios que están tanto en la oficina como en los puertos y aeropuertos, conociendo así más de cerca los métodos y agentes que llevan a cabo estos “destrozos” y así evitándolos. También cuentas con Expertos en trámites Aduaneros que, además de prepararte el papeleo en un pispas y a la perfección, pasan mucha parte del día tratando con la Agencia Tributaria, teniendo también ese gancho necesario para mejorar los tiempos. Por último, los sistemas de administración y comunicación son muy buenos, quedándote con una experiencia suave y llevadera en el proceso.

En conclusión, que siempre tenemos miedo a contactar con un transitarioexperto en aduanas por miedo a que nos cobre una barbaridad pero, a partir de ahora, sabrás que no es así al menos aquí, en Rocas Transitarios. También recuerda que, si necesitas asesoramiento sobre el tema, puedes escribirnos aquí o dejarnos un correo electrónico. A fin de cuentas, estamos aquí para ayudar.

By |2018-10-29T10:08:52+00:00julio 2nd, 2015|Aduanas, Guías|0 Comments

Leave A Comment

seis − dos =